La urgencia de abandonar procesos internos obsoletos en la era digital

Hoy en día, numerosas empresas aún enfrentan dificultades para adoptar plenamente la digitalización debido a procesos internos rígidos y burocráticos que entorpecen la innovación y la adopción de nuevas tecnologías y modelos de negocio.

Un reciente estudio de MCPro, centrado en los principales agentes del cambio en las compañías –los CIOs–, revela justamente que los procesos burocráticos «rígidos y lentos» constituyen la principal barrera en la adecuada gestión del cambio en las empresas.

Además, dentro de las organizaciones, persisten aún problemas como la resistencia al cambio, la falta de liderazgo y la carencia de conocimientos y habilidades.

A esto se suma la escasa integración entre tecnologías nuevas y heredadas, y una adecuada gestión del dato, lo que genera nuevos silos de información. El resultado es que a estas alturas nada menos que el 70% de los procesos de transformación digital en las empresas fracasan, según EY.

Continuar con procesos rígidos y burocráticos impide que la innovación y la adopción de nuevas tecnologías y modelos de negocio fluyan, limitando la capacidad de adaptación de las compañías a los cambios del mercado y al entorno empresarial en general.

La falta de automatización, la dependencia excesiva del papel o la incapacidad para compartir información y colaborar entre departamentos, y la inexistencia,  aún,  de una cultura fuerte alrededor de la gestión del dato, son ejemplos claros de la inflexibilidad presente en muchas compañías para adaptarse a cambios repentinos en el mercado o en la tecnología.

Mejorar procesos, más crucial que nunca

Aún existen estructuras organizativas rígidas en las que las decisiones son tomadas exclusivamente por los líderes de la empresa, o que requieren múltiples aprobaciones para cualquier cambio importante, perpetuando procesos tediosos para realizar cualquier tarea.

Precisamente la digitalización y la burocracia son dos fuerzas opuestas que compiten por la viabilidad de las empresas en un entorno claramente BANI (caótico, impredecible y a veces incomprensible).

Mientras la digitalización fomenta la innovación y la adopción de tecnologías, la burocracia tiende a inhibir estos cambios y limitar la capacidad de adaptación.

Es imperativo que las empresas se esfuercen por cultivar una cultura de innovación y experimentación, con el fin de adaptarse rápidamente a los cambios del mercado y adoptar nuevas tecnologías y modelos de negocio.

La erradicación de la burocracia y la lentitud en los procesos resulta ahora más que nunca crucial para el éxito de cualquier empresa, ya que pone en riesgo su supervivencia.

Abogar por el fin de la burocracia en las compañías españolas es fundamental para mejorar la agilidad, reducir costes, impulsar la eficiencia, atraer y retener talento y fomentar la innovación. Esto contribuirá a impulsar el crecimiento económico y mejorar la competitividad de nuestro tejido productivo. Debemos tener presente la importancia de este desafío.

Urge que las empresas reconozcan la necesidad de abandonar procesos internos obsoletos y abrazar el concepto de transformación y adaptación para prosperar en un mundo cada vez más interconectado.

La adaptabilidad y la innovación no son solo opciones, sino imperativos para enfrentar los desafíos actuales y futuros del mercado global.

La transformación de la cultura empresarial y la adopción de nuevas tecnologías y modelos de negocio son factores determinantes en el camino hacia el éxito y la sostenibilidad en la era digital. Lo tenemos que tener bien presente.

No es solo una cuestión de supervivencia, sino también de liderazgo y responsabilidad en un mundo en constante cambio, donde la única meta es mejorar la experiencia de cliente y usuarios, pero también de empleado,  ganando en agilidad.

Cada líder empresarial tiene la responsabilidad de guiar a su organización a un futuro más prometedor y por ello, es fundamental analizar hoy los procesos internos de nuestras empresas y cuestionarnos si estamos realmente abiertos a reinventarlos para alcanzar un nivel superior de eficiencia.

La era digital no espera a nadie, y aquellos que se adapten y mejoren sus procesos de forma continua serán los que estarán mejores posicionados en el futuro.

Desde Grupo Korporate, llevamos tiempo enfocando nuestros esfuerzos en la mejora de procesos y la creación de centros de trabajo inteligentes, como respuesta proactiva a los desafíos de la era digital, que son muchos.

TECNOLOGÍA SIMPLE PARA ESPACIOS
INTELIGENTES DE TRABAJO